¿Para qué sirven los ejercicios físicos?

¿Para qué sirven los ejercicios físicos? Esa es la pregunta que se hacen todas las personas que habitualmente no pisan un gimnasio. La pregunta es a lugar, pues si no nos instruimos con respecto a un tema lo más probable es que no sepamos de él. En el post de hoy comentaremos sobre la importancia de la actividad física, pues según los más recientes índices del Ministerio de Salud de Italia, el número de obesos en nuestro país ha crecido considerablemente en los últimos años.

¿A qué se debe esto? Según los nutricionistas, la subida paulatina de peso de debe a los malos hábitos de vida que lleva la mayoría de las personas obesas. Digo la mayoría porque en este grupo de personas debemos excluir a los pacientes con dolencias que influyen en su peso corporal. Por ejemplo, las personas con problemas de tiroides tienden a la subida constante de peso, pues su cuerpo está descompensado. Por otro lado, las personas con trastornos psicológicos tambien pueden estar en este grupo, pues según los expertos, enfermedades como la depresión o la ansiedad pueden dar como resultado, entre otras dolencias, una gran subida de peso. Pero en el post de hoy no hablaremos de este tipo de personas, sino de aquellas que padecen de sobrepeso por sus costumbres.
¿Cuáles son las costumbres que nos hacen subir de peso? Los nutricionistas señalan en primerísimo lugar la dieta diaria que tengamos. La dieta no es más que el conjunto de alimentos que ingerimos a lo largo del día. Cada turno de comida debe ser analizado minuciosamente (desayuno-merienda-almuerzo-merienda-comida o cena). Algunos se preguntarán porque hablo de dos meriendas cuando quiero referirme a una dieta saludable. El punto aquí es que una dieta saludable es aquella en la cual el cuerpo adquiera todos los nutrientes necesarios para funcionar correctamente. No obstante, todos los nutrientes no deben consumirse de golpe, sino de a poco. Según los médicos las meriendas son necesarias para controlar el hambre voraz que sentimos a veces. Las meriendas deben consistir en alimentos ligeros como frutas naturales troceadas o jugos de este mismo producto. Es sí, ninguno de estos alimentos debe consumirse con azúcar, pues de por sí ya las frutas contienen su propia azúcar natural. Por otro lado, tambien se deben consumir otros alimentos como yogurt (descremado y sin azúcar) y gelatina. Todo esto sirve para sostener al cuerpo en tanto llega la hora de la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *